Primera Vez

Primera vez, por Mario Rodolfo Salvo:

Después de 34 años de no subirme a una moto y cuando digo de no subirme, me refiero ni de acompañante; nada de nada Tome una decisión, me compre una Honda XL 200

Por la recomendación  de mis amigos y de gente entendida en el asunto. Nuestra idea con Mary mi señora, mi mas fiel seguidora y  compañera de ruta, es hacer la Ruta 40 algún día. La idea era con un motor-home y la moto como vehículo de apoyo en lugares intransitables para el motor-home, y por eso nos compramos la moto.... pero el bicho grande jamás. Empecé con mis amigos, Cristian, Mario, Lucas, Juan, Eric y Paulo hacer viajes al El Cóndor, esta fueron mis primeros viajes por la la ruta, tierra,  ripio, arena y me fue bastante bien.

Un día a estos locos se les ocurrió salir mas allá de las fronteras de Viedma y se organizo un viaje a Monte Hermoso  y Sierra de la Ventana


Así comenzó la historia, miles de preparativos, charlas, nervios muchos (por mi) dudas si podía o no realizar este viaje y al fin llego el día, La cita a las 6 a.m., en la estación de servicio del Automóvil Club Argentino de Viedma (ACA), rumbo a Bahía Blanca.

Estaba inquieto, ansioso, nervioso, casi no dormí (como la primera vez jajaja) …

Me desperté como a las 5 a.m. Ya estaba la moto lista, faltaba poner solamente en el termo con café.

Salgo, cuando abro el portón para sacar la moto: “Sorpresa” …. Terrible niebla; rezongue en todos los colores pero era un desafió y lo quería hacer y Salí para el ACA, previo a esto saludo a Mary (sino cuando regrese no entro) … llegue al ACA y nos fuimos juntando uno por uno, contando lo mal que había dormido Eramos jorgito, marito, Eric, totito, juancito el zorrito y yo


Juancito no bahía llegado pero dijo que salía un toque mas tarde y así fue como salimos con cautela. Los problemas no tardaron en llegar… empezamos, se nos empañaban las viseras de los cascos y a mi también los anteojos

A Eric increíblemente se le cayo el GPS en la ruta, así que volvimos  el y yo los buscamos, parecía imposible encontrarlo, porque no se veía nada por la noche y la neblina

Así y todo lo encontramos (milagro). Paramos unos metros mas adelante a relajarnos un poco, tomamos algo y seguimos unos kilómetros mas parando en Stroeder y por la neblina que era muy espesa tal es así que el zorrito no nos vio y paso de largo deteniéndose en villalonga  a unos  30 km. De distancia de nuestro primer destino ahí nos llamo por teléfono y nos espero en la estación  de servicio


Totito le había sustraído una bondiola y chorizos secos a los parientes, que  estaban riquísimos. Salimos otra vez a la ruta no íbamos en ritmo pero avanzábamos y empezó a aclarar y la cosa mejoraba, totito con la garbiz (una Honda Biz 105) marcaba el camino ya que era la más lenta. Salio el, el zorrito y yo, le dimos hasta Pedro Luro, cargamos combustible y seguimos.

Llegamos a Bahía Blanca y esperamos un buen rato a los otros cuatros. Tardaron porque Eric se había caído, una desgracia con suerte, averiado el y la moto, igual pudieron seguir; nuevamente  los tres mosqueteros, salimos adelante. Esta vez mucho mas transito, camiones que nos separaron de los otros cuatro que se detuvieron a la salida de bahía blanca por la rotura del cable del acelerador de la moto de Eric lo que le adjudicamos a la caída antes ya mencionada y otra vez nos separamos por lo que recién nos volvimos a juntar en la entrada de Monte Hermoso, cabe aclarar que otra vez hubo otro imprevisto Mario y Juan se equivocaron y entraron a pehuenco haciendo unos diez km hacia la villa balnearia corrigiendo rápidamente el recorrido, ya que el resto de nosotros  los esperamos, no tan tranquilos ya que cada vez pasaban mas camiones y parecía que iban a mil… hasta que de repente Llegaron y después de una charla arrancamos y enfilamos para Monte Hermoso, a unos kilómetros nos encontramos con la caminera que nos reviso uno a uno y nuevamente en ruta llegamos a destino.

Después de unas vueltitas, buscamos alojamiento y encontramos  una casa grande, nada calefaccionada, con mas arena adentro que afuera, pero sirvió.

Fuimos al faro de Monte, los chicos subieron, en realidad los hice subir engañados, como todo faro un tubo de acero con escaleras muy estrechas ,mucho calor, hierro, 100 c°, se derritieron…


a la noche ya hospedados la tarea era Arreglar la moto de Eric (acelerador de bicicleta) comer, jugar al truco de a seis y  cebada de mates. Después a dormir … el que pudo… yo a las 6 a.m., ya estaba  haciendo ruido con un escobillón tac, tac, tac se acuerdan? Jaja en parte en venganza a no poder haber pegado un ojo por una serie de hechos bochornosos (ronquidos fuera de serie) por lo que decidí ponerme en marcha hacia la playa con mi cámara mientras los demás dormían, saque unas fotos muy lindas, a eso de las 8 a.m. volví y ya estaban levantados.

Últimos toques a las motos, mirar el aceite, lubricar cadenas, acomodar la carga y a la ruta hacia Sierra de la Ventana, cruzamos la ruta 3, pasamos por saldungaray, (Tierra de la familia de totito) ahí había una carrera de cuatriciclos, en la cual estaban los multipremiados corredores del DAKAR según nos informo el Zorro  “Estan los poltronetti corriendo. che nos dijo un entendido el man en el tema jajaja “


Así que llegamos a Sierra de la Ventana comimos una Regia Milanesa  y Ahí  recibí la mala noticia que a mi mama la internaron en terapia en la Plata, en ese momento para mi y mis  amigos se termino el placer de viajar, quisieron acompañarme en el regreso y así fue “Son de fierro”,  y pegamos la vuelta casi sin parar solo para un arreglo del carburador de la garbiz que venia colgando con un solo tornillo fue ahí entonces que invocamos al Gran IGNACIO COPANI” Lo atamos con alambre, lo atamos lo atamos con alambre señor...” y  cargar nafta a la entrada de bahía blanca.

Y partimos hacia nuestro destino rodeados de oscuridad ya que nos agarro la noche en la ruta así que tranqui pusimos el ritmo de viaje hasta que de pronto sorprise!!!!! desde villalonga salia un grupo de motos así que salimos a la caza GARBIZ venia como loco a 110 km y llegamos a la cola del otro grupo fue ahí cuando varios de los integrantes le hicieron señas de luces a Juan aunque después nadie se halla hecho cargo de esa seña para que los pasaran entendiendo Juan que querían parar y se detuvo y entonces lo que todos sabían la debacle total frena uno el otro frena mas otro se agigantaba en el espejo del que venia adelante por no poder frenar y se bajo totito preguntando de manera muy respetuosa ..porque frenamos juancito????? ya lo pasábamos vengo a 110 me los comía decía y otra vez salimos a la caza de los otros muchachos y fue así que a 500 metros de Stroeder los pasamos y ahí orgullo alegría por el rendimientos de nuestras motos hasta que.... a 200 metros de Stroeder nos acordamos de que GARBIZ tenia que cargar otra vez nafta así que otra vez parados y adiós muchachos, saludos paso otra vez el grupo YBR y nos tocaban bocina grrrrrr rabia a borbotones y si  llego totito con toda tranquilidad saco su bidón abastecedor a lo que le decíamos apurate que los alcanzamos dale, no decía el, no los agarramos mas!!! dejalos decía... bueno termino se puso los guantes de menos 30 grados según el, y salimos llegando a la bajada de el paraje “La Querencia” divisamos otra vez la tercera ya, al grupo de motos así que usamos la bajada como tobogán para lanzarnos en velocidad y alcanzar al grupo de los ybr y así fue fierro a la tabla hasta que 15 km antes de llegar a C. de Patagones los pasamos a si..... pudimos y nos reunimos en el aca para fundirnos en un abrazo fraternal y dirigirnos hacia nuestras respectivas casas, salimos y al pasar por la estación de Servicio de la Petrobras me lo encuentro a jorge con la cadena de transmisión de aproximadamente 3 metros de largo jajajj porque el señor confeso haber pinchado en octubre del 2002 la cubierta delantera de la moto y que en cinco años no había hecho tiempo de repararla por que si gardel dijo que veinte años no era nada. Imagínate cinco por lo que la cadena se había hecho un chicle bazooka la pusimos y salimos ahora si a casita. Esa fue mi primera vez alternando buenas y malas pero como experiencia muy buena.

 

Autores de esta historia

 

MARIO, SALVO- HONDA XL 200 “LA NONA”

CRISTIAN, QUEVEDO- HONDA BIZ 105 “GARBIZ”

ERIC, ESTEVANACIO- ZANELLA RX 150 “LA CACHILA”

MARIO, GARCIA- HONDA CG TITAN 150 “EL CAMELLO”

JORGE, GRASA- HONDA TORNADO 250 “LA SIN NOMBRE”

JUAN, AZCARATE- ZANELLA PATAGIA EAGLE 250 “LA GORDA”

JOSE LUIS, INOSTROSA-MONDIAL RDK 250 “LA ZORRA”

 


www.000webhost.com